¿Por qué invertir en Marketing Online?

Por qué invertir en Marketing Online

Una vez avanzado el año, es el momento de evaluar las prioridades de inversión

La mayoría de las empresas con las que trabajamos o que consultan con nosotros, consideran que existen oportunidades significativas para el crecimiento, tanto para su empresa como para el sector en el que operan. Y para ello, invertir en Marketing Online es clave.

¿Por qué invertir en marketing online? La respuesta es clara, con él llegas a más usuarios, de una forma más eficaz y con menores costes.

Con el aumento de la confianza económica, empresas con potencial de crecimiento están planificando 2015 para impulsar su crecimiento mediante la inversión en marketing online.

Hacer marca, potenciar la atención en las redes sociales o afianzar la lealtad del cliente, este es el año en que muchas pymes están buscando en el marketing un disparador para alimentar su crecimiento.

Para aquellas empresas que todavía no se deciden a dar este paso, vamos a explicar los principales beneficios de invertir en Marketing Online. Una estrategia bien planteada, detallada y correctamente llevada a cabo, no supone un gasto sino una inversión para lograr  un éxito realista y medible:

ALCANCE

El alcance que se puede llegar a tener es mucho mayor respecto a los medios tradicionales, como pueden ser televisión, prensa, carteles publicitarios, catálogos, etc.

La comunidad en internet aumenta día a día, cada vez más personas de diferentes edades, provenientes de cualquier lugar y con diferentes intereses, serán nuestros potenciales clientes. Gracias a esto es un mercado en constante crecimiento que no podemos ni debemos despreciar.

Datos del Banco Mundial

MARCA Y FIDELIZACIÓN

Si ya tienes una marca creada, reconocible, de tu logo junto con el eslogan y los colores que definen tu empresa, estás listo para lanzarte al mundo online.

Este es el escenario perfecto para afianzar tu marca, ganar confianza y generar credibilidad. Hay que ir de la mano de las Redes Sociales y ahora más que ayer, pero menos que mañana. Es la tendencia del momento y el comportamiento social para el marketing online se refleja del offline.

En nuestro entorno nos fiamos de lo que nos dicen las personas de nuestro alrededor sobre los productos que nos interesan. En Internet es lo mismo, las marcas y productos sobre los que se comenta son los más populares, valoramos y buscamos la opinión de los demás usuarios.

La fidelización de los clientes se puede conseguir con estrategias como descuentos, ofertas, sorteos, e-mail marketing… A los fans hay que convertirlos en clientes y en embajadores de nuestra marca.

Las marcas pueden imitar a estrellas del rock como KISS o Led Zeppellin para colocarse en la mente del consumidor, estas bandas generan una respuesta emocional en el usuario-cliente, algo que según Steve Jones y su libro, “Brand like a rockstar”, las marcas pueden emular. Ésta tesis defiende que los usuarios demandan la honestidad y la autenticidad, incluso con los defectos para poder empatizar y sentir una vinculación sentimental hacia la marca. Y ese debe ser nuestro objetivo, generar fans… groupies!

SEGMENTACIÓN

Uno de los puntos fuerte respecto al marketing tradicional es la capacidad que tenemos para llegar a nuestro público objetivo, podemos acotar totalmente el grupo de gente al que queremos mostrar el producto que tenemos porque sabemos que a ellos les interesa y pueden llegar a comprarlo.

Debemos ser capaces de aprovechar que sabemos quién busca nuestros servicios, para que ellos mismos sean los que nos encuentren.

Actualmente estamos realizando una campaña de fans en Facebook para una tienda de artículos de decoración y regalos con encanto, sabemos que su público objetivo es, en al menos un 90%, mujeres de entre 21 y 54 años que están interesadas en la decoración. Con estos datos…¿no crees que es más fácil lograr buenos resultados?

ANÁLISIS Y ADAPTABILIDAD

Cuando pones una cuña publicitaria de tu negocio en la radio, es complicado saber cuánta gente lo habrá escuchado y aún más difícil saber a cuantas personas realmente le ha interesado tu anuncio.

En Internet es fácilmente medible, sabrás cuál ha sido el alcance del reclamo y cuantos usuarios interesados tienes y han hecho clic en él. Aún puedes ir más lejos en muchas ocasiones y podrás medir las conversiones, es decir, los clics que has convertido en ventas y asignarles un valor para controlar el retorno de la inversión.

Según los resultados que vayas obteniendo podrás ir adaptándote, potenciando  las buenas estrategias y abandonando las incorrectas.

COSTE

El desembolso necesario para conseguir una buena rentabilidad es mucho menor que en otros medios publicitarios. El control del presupuesto es total, tu eres el que decides cuánto quieres gastar y en qué. La ventaja de la flexibilidad y adaptación van de la mano de los costes, puesto que muchas veces en función de las métricas de los resultados se decidirá aumentar o reducir los costes de la inversión planteada.

Esperamos haber resuelto las dudas sobre el tema, si no es así puedes consultar con nosotros en nuestro formulario.

Deja un comentario